Rincón de los lectores
PDF

Cómo citar

Unilibre, A. (2016). Rincón de los lectores. Advocatus, (14). Recuperado a partir de http://ojsinvestigacion.unilibrebaq.edu.co/ojsinvestigacion/index.php/advocatus/article/view/140

Resumen

Señores editores.
Encomiable el esfuerzo para sacar el último número de Advocatus. Aunque sólo lo he visto en su formato electrónico, debo suponer que su versión tradicional es tan pulcra y equilibrada en la diagramación como cabe esperarlo procediendo de editores tan serios y de tan buen gusto como lo son ustedes.
Rossana Cillis Berdugo.
C.C: 22.520.885

Señores Advocatus.
Excelente artículo “El derecho de los consumidores a la información” de Beliña Herrera Tapias y Adriana Barraza Acosta. No sólo es teóricamente muy instructivo, en general, sobre el tema de que se ocupan las autoras; también es valioso en lo jurídico-comercial como directriz práctica para que el consumidor sepa cómo hacer valer sus derechos frente a la frecuente voracidad leonina de los industriales, comerciantes y prestadores de servicios, ante quienes suele celebrar convenios que le son decididamente desventajosos e inequitativos.
Atentamente,
Sergio Enrico Salas Robles.
Cali, Colombia. Universidad del Valle.

 

Lectores escriben.
Me parece que los artículos de Cristóbal Arteta y Nelson Barros son demasiado filosóficos e ininteligibles para el lector promedio de revistas tipo Advocatus. Tal vez estos señores profesores deberían ser menos petulantes (¿extravagantes?) y más sencillos. ¿O es que se creen importantes porque hay mucha gente que no los entiende? Yo les aconsejaría, en cuanto a esto, no olvidar a don José Ortega y Gasset: “La claridad es la cortesía del filósofo”.
Atentamente,
Observador crítico.
Gustavo Mendoza
C.C: 88.167.156.

Señores editores
Revista “Advocatus”
Hay varias cosas que me parecen patéticas en publicaciones del tipo en que se incluye
“Advocatus”. Una de ellas es el horroroso esfuerzo de colocar sustantivos femeninos
al lado de los que siendo “masculinos”, funcionan como universales de ambos géneros.
Cuando se habla de investigadores, en general, se implica que son varones y mujeres
dedicados al trabajo científico. El intento, sin duda feminista, de colocar a la mujer en
pie de igualdad con el hombre, al precio que fuere, no siempre es feliz en todos los contextos,
por ejemplo no lo es en el editorial del número aludido. El estilo de los editorialistas,
que no es, por cierto, un dechado de perfección, se afea aún más con temeridades
como esa y el mensaje se vuelve chocarrón e insípido.
Atentamente,
Nelson Barros Ching
C.C. 8.486 498 Puerto Colombia

 

PDF