Fenotipos de resistencia antimicrobiana en cepas de Staphylococcus aureusaisladosenuncentrohospitalariodelaciudaddeValledupar. Febrero a julio de 2013
PDF

Palabras clave

Staphylococcus aureus
Susceptibilidad antimicrobiana
Meticilino resistencia

Cómo citar

1.
Morales Parra GI, García Cuan A. Fenotipos de resistencia antimicrobiana en cepas de Staphylococcus aureusaisladosenuncentrohospitalariodelaciudaddeValledupar. Febrero a julio de 2013. Biociencias [Internet]. 18feb.2016 [citado 27may2019];8(2):13 -24. Available from: http://ojsinvestigacion.unilibrebaq.edu.co/ojsinvestigacion/index.php/biociencias/article/view/62

Resumen

Antecedentes: Las infecciones por S. aureus son un problema de salud pública por su perfil de multirresistencia antimicrobiana.
Objetivo: Caracterizar el fenotipo de resistencia en cepas de S. aureus aisladas de pacientes atendidos en el Hos- pital Rosario Pumarejo de López de la ciudad de Valledupar.
Materiales y métodos: Se analizaron 50 cepas de S. aureus procedentes de pacientes de diferentes servicios en el Hospital Rosario Pumarejo de López de la ciudad de Valledupar, durante los meses de febrero a julio de 2013, para determinar su patrón de susceptibilidad a diferentes antimicrobianos, mediante métodos de microdilución (sistema automatizado Microscan), y antibiograma por difusión Kirby Bauer (KB).
Resultados: Se hallaron 12 fenotipos de resistencia y 8 de ellos con un patrón de multirresistencia a más de tres antimicrobianos. El 50 % de los S. aureus presentaron resistencia a la meticilina y fueron aislados con mayor fre- cuencia de muestras heridas (30 %) y de las áreas de urgencias (14 %) y cirugía (10 %). Además de la oxacilina, los antibióticos que presentaron un mayor porcentaje de resistencia in vitro fueron penicilina (98 %), tetraciclina (20 % Kirby Bauer y 30 % microdilución caldo), clindamicina y eritromicina (12 % Kirby Bauer y 16 % microdilución caldo) y ciprofloxacina (8 % Kirby Bauer y 10 % microdilución caldo). Ningún estafilococo presentó el fenotipo de resis- tencia inducible a clindamicina y penicilina.
Conclusión: Se encontró una resistencia elevada a oxacilina lo cual sugiere la importancia de implementar una mayor vigilancia epidemiológica para monitorear la prevalencia de este patógeno en nuestro medio dadas las implicaciones clínicas que acarrea.

PDF

Citas

1. Pérez N, Pavas N, Rodríguez E. Resistencia de Staphylococcus aureus a los antibióticos en un hospital de la Orinoquia colombiana. Infect. [Serie en Internet]. 2010 Sep [citado 9 Jul 2013]; 14(3):167-73. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0123-93922010000300003&lng=en

2. Robert C, Moellering Jr. MRSA: the first half century J. Antimicrob. Chemother. 2012; 67(1):4-11.

3. Moreillon P, Que Y, Glauser M. Staphylococcus aureus. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases, 6ª ed. Philadelphia: Churchill-Livingston; 2005

4. López MJ. Staphylococcus aureus resistente a la meticilina en la comunidad: la emergencia de un patógeno. Medicina (B. Aires), Ciudad
Autónoma de Buenos Aires. 2011; 71(6).

5. Douglas S. The direct medical costs of healthcare-associated infections in us hospitals and the benefits of prevention. Disponible en:
http://www.cdc.gov/hai/pdfs/hai/scott_costpaper.pdf

6. SARM en entornos médicos. [página de Internet]. Atlanta: CDC. 2007; [actualizado 23 Sep 2012; citado 5 Oct 2012]. Centro para el
Control y Prevención de Enfermedades. Disponible
en: http://www.cdc.gov/spanish/enfermedades/sarmenfermedad.
html. Acceso 12 de noviembre 2012.

7. Clinical and Laboratory Standards Institute (CLSI). Performance Standard for antimicrobial susceptibility testing; Twentieth informational
Supplement. January 2013. M100- S23; 30(1):61-73.

8. Cercenado E, Torres C. Lectura interpretada del antibiograma de cocos Gram positivos. Enferm Infecc Microbiol Clin. 2010; 28(8):541-53.

9. Cuevas O, Cercenado E, Goyanes MJ, Vindel A, Trincado P, Boquete T, et al. Staphylococcus spp. en España: situación actual y evolución
de la resistencia a antimicrobianos (1986-2006). Enferm Infecc Microbiol Clin. 2008; 26(5):269-77.

10. Navascués A, García-Irure JJ, Guillén F. Situación de Staphylococcus aureus resistente a meticilina en el Hospital de Navarra
(2000-2002). Anales Sis San Navarra [serie en Internet]. 2004 Abr [citado 26 Feb 2013]; 27(1): [aprox 4 páginas]. Disponible
en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-
66272004000100003&lng=es. http://dx.doi. org/10.4321/S1137-66272004000100003

11. Álvarez E, Espino M, Contreras R. Patrones de susceptibilidad antimicrobiana de aislados clínicos de Staphylococcus aureus procedentes de la comunidad Revista CENIC. Ciencias Biológicas [Serie en Internet]. 2008 Ene [citado 25 Feb 2013]; 1(2):[aprox 6 páginas]. Disponible en: http://redalyc.org/artículo.oa?id=181223609005>

12. Morales G, Yaneth M, Katiuska M. Caracterización de la resistencia in vitro a diferentes antimicrobianos en cepas de Staphylococcus
spp. en una institución hospitalaria de la ciudad de Valledupar entre enero y julio de 2009. Rev. Cienc. Salud. 2012; 10(2):169-77.

13. Bonino A, Broggi A, Gnesetti A, Pujadas M. Infecciones por Staphylococcus aureus meticilino resistente adquirido en la comunidad:
análisis de la población pediátrica asistida en el Hospital Policial de Uruguay, 2004. Arch Pediatr Urug. 2007; 78(1):41-7.

14. Bermejo V, Cahn P, Duarte A, Elbert G, Erbin M, Spadaccini L. Prevalencia de Staphylococcus aureus resistente a meticilina en infecciones de piel y partes blandas en pacientes ambulatorios.
Rev. Medicina. 2012; 72(4):283-6.

15. Lizarazu M, Mollinedo M, Núñez C, Ortega C, Parra D. Pesquisa de Staphylococcus aureus coagulasa positiva en estetoscopios, linternas
y tensiómetros. Rev. Científica. 2009; 7(1):20-2.

16. Chamero S, Farias T, Flores M, Ortega S, Reyes I. Detección de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina en el Hospital Provincial
Clínico Quirúrgico Cienfuegos. Rev. Electrónica Portales Médicos; 2010.

17. Danitza CP, Francisco PP. Prevalencia de portadores nasales asintomáticos de Staphylococcus aureus meticilino-resistente y su relación con factores de riesgo y protectores en el personal de salud del Hospital General de las Fuerzas Armadas. Rev Mex Patol Clin. 2010; 57(4):196-204.

18. García C. Staphylococcus aureus meticilino resistente adquirido en la comunidad. Acta Méd. 2011; 28(3).

19. Wilson M, Otth M, Medina G, Otth L, Fernández H, Arce M, et al. Genotipos de Staphylococcus aureus con fenotipo meticilino resistente, aislados de pacientes del Hospital Base de Valdivia. Rev Méd Chile. 2007; 135(4):596-601.

20. Castellano M, Ginestre M, González A, Perozo R, Rincón G, Vivas, M. Tipificación molecular y fenotípica de Staphylococcus aureus resistentes a meticilina (SAMR) en un hospital universitario. Rev Chil Infect. 2009; 26(1):39-48.

21. Almeida E, Da costa A, Gir E, Pimenta F, Vanzato I. Prevalencia de Staphylococcus aureu na saliva de trabalhadores de saúde. Rev. Colombia Médica. 2011; 42(2):Supl 1:10-16.

22. López D, Hernández M, Saldívar T, Sotolongo T, Valdés O, et al. Infección de herida quirúrgica. Aspectos epidemiológicos. Revista Cubana Médica Militar. 2007; 36(2).

23. Velázquez ME. Surgimiento y diseminación de Staphylococcus aureus meticilinorresistente. Salud pública Méx [serie en Internet]. 2005 Oct [citado 01 agosto 2013]; 47(5): [aprox 7 páginas]. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342005000500009&lng=es

24. Castellano González MJ, Perozo-Mena AJ. Mecanismos de resistencia a antibióticos β-lactámicos en Staphylococcus aureus. Kasmera[serie en Internet]. 2010 Jun [citado 01 agosto 2013]; 38(1): [aprox 12 páginas]. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0075-52222010000100003&lng=es

25. Antunes W, Costa M, Motta C, Pinto M, Souza J, Souza V. Prevalência de staphylococcus aureus meticilinaresistente (MRSA) em pacientes atendidos em ambulatório de dermatologiageral
em Manaus-Amazonas. Rev. 2009; 38(2):83-92.

26. García O, Montoya J. Prevalencia de Staphylococcus
aureus en los hemocultivos tomados en la Unidad de Cuidado Intensivo de Adultos del Hospital Universitario San Jorge de Pereira. 2012 Tesis de posgrado. Disponible en: http://recursosbiblioteca.utp.edu.co/tesisd/textoyanexos/579353G216.pdf

27. Adnan H, Boubaker B, Han X, Hiramatsu K Ito T, Jemili B, et al. Molecular characterization of methicillin-resistant Panton-valentine leukocidin positive Staphylococcus aureus clones disseminating in Tunisian hospitals and in the community. Rev. BMC Microbiology. 2013; 13(2):2-8.

28. Tamariz J, Agapito A, Horna G, Tapia E, Vicente W, Rito M, et al. Staphylococcus aureus resistente a meticilina adquirido en la comunidad aislados en tres hospitales de Lima-Perú. Rev Med Hered. 2010; 21(1):1-8.

29. Amaya, N. Resistencia bacteriana en unidad de cuidados intensivos adultos de la Clínica Medilaser, Neiva-Colombia, entre enero y diciembre de 2008. Rev. Facultad de Salud-RFS. 2009; 1(2):31-7.

30. Coignard B, Rahib D. Infections à Staphylococcus aureus résistant à la méticilline (SARM) dans les établissements de santé France, 2005-2008 Analyse épidémiologique des données transmises dans le cadre des bilans standardisés des activités de lutte contre les infections nosocomiales. Rev. Maladies infectieuses. Institut de Veille Sanitaire. 2009;1(1):40-5.

31. Perazzi B, Camacho M, Bombicino K, Flores Z, Vay C, Famiglietti A. Staphylococcus aureus: nuevos y antiguos antimicrobianos. Revista Argentina de Microbiología. 2010; 42:199- 202.

32. Alvarez JA, Ramirez AJ, Mojica-Larrea M, Huerta JR, Guerrero JD, Rolon AL, et al. Methicillin-resistant Staphylococcus aureus at a general hospital: epidemiological overview between 2000-2007. Rev Invest Clin. 2009; 61:98-103.

33. Díaz M, Gastelbondo B, Muñoz A, Tovar C, Vargas Y. Vigilancia Epidemiológica de la Resistencia Bacteriana en Instituciones Hospitalarias de la ciudad de Montería, octubre 2008-marzo 2009. Revista médica. 2009; 8(2):1-5.

34. González M, González, L, Juárez I, Nadal L. Frecuencia de colonización de Staphylococcus aureus resistente a meticilina en un grupo de niños en edad escolar. Revista de enfermedades infecciosas de pediatría. 2007; 2(80):87-91.

35. Melzer M, Eykyn S, Gransden W, Chinn S. Is methicillin-resistant Staphylococcus aureus more virulent than methicillin-susceptible S. aureus? A comparative cohort study of British patients with nosocomial infection and bacteremia. Clinic. Infect. Dis. 2003; 37(11):1453-60.

36. Guzmán Lista MC, Lozada Oca RA. Detección de Staphylococcus aureus meticilinoresistentes aislados de pacientes con infecciones nosocomiales y adquiridas en la comunidad. Rev. Soc. Ven. Microbiol. [serie en Internet]. 2007 [citado 04 agosto 2013]; 27(1): [aprox 15 páginas]. Disponible en:
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1315-25562007000100009&lng=es

37. Gonzales L, Morffi T, Nadal L, Vallin C, Contreras R, Raura G. Estado de la resistencia ameticiina en el género Staphylococcus spp y detección de Enterococcus spp vancomicina resistentes en hospitales de Cuba. En: Rev Cubana Farm. 2005; 39:1-2.

38. Sandrea L, Piña E, Paz A, Torres E. Determinación de la resistencia a meticilina y eritromicina de cepas de Staphylococcus aureus aisladas en un hospital del estado Zulia. Revista de la Sociedad Venezolana de Microbiología, octubre 2012; 32(3):88-94.

39. Rybak MJ, LaPlante KL. Community-associated methicillin-resistant Staphylococcus aureus. A Review. Pharmacotherapy. 2005; 25(8):74-85.

40. Kaplan SL. Treatment of community-associated methicillin-resistant Staphylococcus aureus infections. Pediatr. Infect. Dis. J. 2005;24(6):457-8.

41. Moran GJ, Krishnadasan A, Gorwitz RJ, Fosheim GE, McDougal LK, Carey RB, et al. Methicillin-Resistant S. aureus Infections among Patients in the Emergency Department. NEJM. 2006; 666-4.

42. Liu C, Chambers H. Staphylococcus aureus with heterogeneous resistance to vancomycin: epidemiology, clinical significance, and critical assessment of diagnostic methods. Antimicrob Ag Chemother. 2003; 47(10):3040-5.

43. Crespo M. La resistencia bacteriana: ¿estamos preparados para detectarla? Asociación Colombiana de Infectología. 2005; 9(1):31-45.